CERRADO. BUSCANOS AQUI -> http://centro-hartmand.forosactivos.net/forum
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Copyright

Comparte | 
 

 Los alcatraces de Litha…

Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado



MensajeTema: Los alcatraces de Litha…   Sáb Sep 18, 2010 2:24 am

Solo pasaban las horas, lentas las horas, cuando pasa el tiempo de esta manera sientes como pesa sobre tus hombros. Un cigarrillo tras otro, hasta que la luz aparece por la ventana. Caminé ansioso hasta la entrada esperando, minuto tras minuto impaciente. Llegó el momento y creo que no me sentí más tranquilo.

Diez, veinte, treinta, cuarenta, cincuenta, no eran suficientes, todas juntas dejando una estela en los pasillos dejando que esos tallos largos estuvieran cubiertos de una canasta color verde. Las dejé en el piso junto la puerta de aquella habitación a las siete en punto de la mañana, cubría toda la entrada. Escribí la nota. Golpeé la puerta con suficiente fuerza para que escucharan en el interior de la habitación. La nota decía:

Querida Christian:
Le agradezco el espléndido gesto de prestar sus alcatraces para rociar el castillo con pistilos serenados de estrellas. Por eso, le he mandado los nuevos brotes para que se deleite con su aroma.


Me quedé cerca apoyado en una pared solo esperando que ella abriera la puerta. No dije nada en ese momento realmente, tal vez había olvidado aquella estúpida historia que le dije sobre los alcatraces, para borrar sus lágrimas y qué ella sonriera.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Sáb Sep 18, 2010 9:29 pm

Dormida sin saber como es que había llegado hasta esa habitación. En sus sueños, escuchaba el galopar de un caballo, de pronto pudo divisarlo, era blanco, hermoso. El jinete, parecía borroso, pero veía como caían gotas de agua de su cabello enmarañado. Olía a alcatraces. Litha seguía escuchando aquél golpeteo, a pesar de que el caballo y su jinete ya estaban detenidos frente a ella. ¿Acaso se acercaba otro jinete? ... en efecto un jinete en un caballo negro venía detrás, traía una escopeta en la mano, galopando a toda velocidad, pudo ver claramente quien era.... un disparo.... Litha cae de la cama aturdida y despierta.
Escuchó la puerta, y entendió el porque de su sueño, sonrió y se levantó acomodando la pijama de gasa que llebaba puesta. Aún percibia el aroma de alcatraces...
Miró un poco a su alrededor, no conocía el lugar en el que se encontraba, se sentía sedada, no tenía idea del tiempo que llevaba encerrada ahi. Sus maletas estaban cerradas al lado de la puerta, su diario en una repisa, y una crisantemo rojo encima de él. No pudo evitar sonreir y sentirse emocionada, el aroma se intensificó y supo de inmediato de quién se trataba.
Abrió la puerta y notó todos esos alcatraces, leyó la nota sin buscar al mensajero.
Una lágrima casi se le escapa, se aguantó y lo limitó a una sonrisa fugaz.
-Gracias- dijo al viento sin darse cuenta que Blake estaba ahi afuera.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Sáb Sep 18, 2010 9:40 pm

La observé un momento, cuando ella salió de la habitación, podía ver aun el brillo de algunos sueños pegados en ese rostro. Una sonrisa se plasmó en mi boca al observar su pijama.
-Cuando aparecieron los alcatraces aquí estuve… como te prometí… -dije incorporándome para acercarme a la puerta- ¿Cómo estuvo tu primera noche en este infierno?

Me quedé mirándole de frente junto todos aquellos alcatraces, sin responder al agradecimiento, suficiente tenía con mirar ese resplandor de su rostro al verle observarle todos ellos. Zafé uno del ramo, quedarían cuarenta nueve en la canasta y se lo di.
-Este es uno solitario igual que el portador… buen día Christian…
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Sáb Sep 18, 2010 10:10 pm

La voz de Blake la sacó de la ensoñación, sólo para transportarla a un nuevo nivel de entusiasmo. La cara le dolió de tanto sonreir, recién llegaba y parecía sentirse mucho mejor.
-No tenía idea del tiempo que llevaba aquí, ni siquiera sé por qué me siento tan idiotizada, ¿serán medicamentos, será el aroma de los alcatraces o simplemente tu imagen en mis sueños?- se sonrojó y bajó la mirada para no delatarse. Notó la enorme cantidad de alcatraces, era mala para las mateméticas pero imaginó que era una centena.
-No me va tan mal, parece que dormí una semana entera, creo que tú eres la causa de mi buen humor- dijo aún con los ojos en aquellas flores maravillosas, deseó internarse en ese jardín privado que ahora le había regalado Blake, no sola... con él.
Un alcatraz se extendió frente a ella, tuvo el valor esta vez de mirarle a los ojos, la paz que se abría paso cuando le miraba fue totalmente perceptible e inexplicable. Recibió la flor, la olió y la llevó a su pecho.
Los recuerdos eran escasos, no sabía exactamente a que se debía, pero ahora no se sentía en el infierno como é decía, y de ser así, jamás pensó que el infierno se sintiera tan bien. Pero no quiso emocionarse, no quiso clavarse en algo que tal vez no sería para ella, pensó, que tal vez, Blake no era real, tal vez una más de sus terribles fantasías.
-Si no eres real es mejor que te largues!- gritó con los ojos transformados y llenos de furia, no entendía la manera en que su cerebro cambiaba, la cabeza le punzaba y el pecho se le adormecía.
-Si eres real- dijo más calmada y extendiendo su mano libre- déjame tocarte- su delicada mano se posó en la mejilla de Blake, pudo sentirlo, lo cual la espantó aún más. -Eres real- dijo con voz muy bajita internándose en ese cuarto desconocido, sin comprender nada, esperando que aquél ser entrara después que ella.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Sáb Sep 18, 2010 11:14 pm

Me le quedé mirando mientras su voz salía de su pecho parecía aun en una especie de ensoñación. Dejé la flor en sus dedos mientras ella decía que la causa de su buen humor era yo, era algo extraño pensar en ello, pero tenía que reconocer que se sentía estúpidamente bien.

Entonces volvió a surgir aquella locura que me fascinaba y solo le miré a los ojos cetrinos que poseía, no traía la gorra y mi cabello era algo que tenía vida propia. Nuevamente me pregunté por qué no llegaban aquellos recuerdos, solo con ella pasaba aquello y me sentía diferente.
-Soy real- murmuré- tócame –me acerqué más a ella, tan cerca que solo las flores nos separaban, sus dedos sobre mi rostro hicieron que cerrara los ojos, su aroma era dulce como duraznos con azúcar, abrí los ojos cuando dejé de sentir el tacto y ese aroma dulce, entré junto con todos los alcatraces cerrando la puerta en un solo golpe. Me acerqué a ella para tomarla de los hombros dándole vuelta y mirarla fijamente, robándole un beso profundo en los labios, si, era un arrebato, pero estaba ansioso de eso desde el momento que la conocí-.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Dom Sep 19, 2010 6:24 am

Litha caminó casi flotando, con aquella flor en la mano, pensando en la sensación al tocarlo, no podía ser parte de su imaginación, lo que había sentido, no era parte de los desvaríos de su cabeza, esa sensación detrás de su cuello fue real, única....
Escuchó el galopar del caballo invisible y a su jinete cerrar la puerta. Ella cerró los ojos, sonrió por aquello que le pasaba. ¿Dónde estaba todo el mundo? seguro se había escondido de ella, como siempre, pero sólo una persona le bastaba para sentir su mundo lleno y pleno... Blake.
El aroma de las flores se encerró en aquella habitación vacía, dispuesta de un par de camas, un mueble, un espejo y nada más que ella alcanzara a ver. Un par de pasos largos la llevaron cerca de la cama, sintió un par de manos en sus hombros, su tiempo de reacción fue escaso, de pronto se encontró sumergida en los maravillosos labios del desconocido chico de los alcatraces, la humedad y la guitarra.
Al principio se quedó rígida, con los ojos bien abiertos, dejó caer la flor y levantó las manos enseñando las palmas, sin la intención de alejarlo, al contrario, lo había deseado desde que lo vio en aquél pasillo.
No supo cuanto tiempo corrió, pero se le hizo eterno, cerró los ojos y se colgó delicadamente del cuello de Blake, saboreó sus labios y enredó sus pequeños dedos en aquél cabello que parecía ya amaba.
No quería abrir los ojos, y confundir aquello con una de sus fantasías, temía abrir los ojos y que él no estuviera, ni las flores, ni la habitación, temia que todo se esfumara y se descubriera atada de manos y pies en su cama, en aquella cama vacía y atestada de gritos.
Con valor y poco a poco se alejó de aquellos exquisitos labios, temerosa y con cierta locura en los ojos.
-Ese beso....- tocó sus propios labios cerrando los ojos- fue muy real- los abrió de nuevo con un brillo diferente y mucho más intenso -aunque tengo mis dudas- sonó traviesa y se acercó de nuevo al chico besándolo de nuevo, esta vez con mayor intensidad ¿qué demonios pasaba? ¿cómo había llegado hasta ese punto? se limitó a dejar de pensar y disfrutar de lo que estaba sucediendo.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Dom Sep 19, 2010 6:48 am

En ese momento se detuvo el mundo, no supe de mí en esos segundos mientras probaba el néctar de aquella flor, era extremadamente dulce y adictivo, me dejó sin aliento con ganas de más. Si el tiempo era testigo se quedó callado, ausente, perdido en ese tiempo que pasaba lento. Con un dolor arrebatador sus labios se separaron. Sentí unas punzadas en las mejillas. ¿Pero qué demonios me estaba pasando?
-Discúlpame… no quise molestarte… -entonces ella parecía que no le caía en cuenta ese momento, pero yo me ahogaba en algo desconocido, extrañeza, incomodidad, algo extraño, miré un momento la ventana, un poco desilusionado pensando que aquella locura había arruinado el momento, pensé que era una tontería mía, un escape, nuevamente algo extraño que me gustaba, le volví a mirar cuando dijo que tenía dudas y recibí gustoso un beso sorpresa, mis labios se apoyaron en los suyos, suaves húmedos, la ceñí de la cintura hacía a mí, delgada ninfa de olores a duraznos, solo pensaba en comerla delicadamente, poco a poco para que nunca se acabara… un beso que se intensifico poco a poco, lascivo, conforme el tiempo pasaba, sin darme cuenta del tiempo ahí estábamos probando nuestros labios, tiempo que se perdió ¿En cuánto? ¿Cuarenta minutos? Y solo lo único que pensaba era en la Venecia de sus ojos, me separé de ella con un dolor increíble, agitado, excitado, era momento de salir corriendo o tumbarla a la cama. Solo me quedé mirándola- Los alcatraces tienen un sabor dulce por las mañanas, podría probarlos todos los días como desayuno.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Dom Sep 19, 2010 7:11 am

Delicada, inocente y llena de locura se dejó llevar por aquellos impulsos que tantos problemas le traían. La mente le dibujaba flores y cadenas de hiedra venenosa, exquisitamente colgada en las paredes de su mente. Enmarañada y arrastrando sus pasiones en el piso lleno de alcatraces, disfrutaba enormemente de aquellos labios, olivos y bellos.
....Blake.....Blake..... Blake..... nada de Julio... sólo Blake.....
Las jugarretas de su mente de pronto brotaban, pero ella luchaba ante sus ideas, no quería dejarle ir, él sería su medicina, adoraba ya la terapia del lugar, Blake sería su droga oficial a partir de ahora? no lo dudó.
Y de nuevo tuvo que alejarse con la mente tatuándole un sólo nombre... tuvo miedo.
Escuchó sus palabras y sonrió timidamente -podría ser el jardín que te alimente cada mañana, podría incluso perder la razón oficialmente por esos labios- lo miró con las mejillas llenas de color carmin, con los ojos claros inundados de deseo encarcelado. No debía... no podía, aún había cierto luto en su pecho. Miró las marcas en sus manos, terribles depresiones por la muerte ante sus ojos del que creía su único amor... Julio ya no estaba en esas marcas, incluso le gustaban ahora, por ellas, gracias a esas marcas estaba encerrada, cedada en esa habitación llena de alcatraces con aquél jinete hermoso de labios deliciosos.
Se giró avergonzada, sin saber qué hacer ahora, las cosas habían salido de un cause invisible, la habitación parecía inundada de deseos desenfrenados, Litha navegaba en su barco de ensoñación, dispuesta a lanzar el ancla de su pecho y ser el naufrago de aquellos labios.
-Blake.... esto es raro, ni siquiera creo que pueda dejar de besarte- daba pequeños pasos hacia atrás, alejándose de la adicción in crecendo que le habían causado esos besos. -No quiero pensar, no quiero soñarte, no quiero mirar esas flores y olerte, no quiero Blake- confesó a cuestas, mintiendo en parte, no es que no lo quisiera a él, no queria más bien, tener que hacer una nueva marca en sus muñecas por la posible desaparición del jinete....
-Es mejor que te vayas ahora si dudas, pero si planeas continuar besandome, quédate que yo no impediré a mis labios disfrutar de los tuyos-
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Dom Sep 19, 2010 7:31 am


Me quedé ahí de pie mirándola y con las manos en los bolsillos, los nervios se habían esfumado, extrañamente había sentido nervios. No recordaba cuando fue la última vez que sentí tanto nervio… mi cabeza estaba bloqueada solo mirando aquellos ojos cetrinos de color olivo. Sonreí lupinamente acariciando sus mejillas preguntándome que tanto estaba pasando por su cabeza, hubiera pagado millones por aquellos pensamientos, si hubiera sido genial mirar la cara de mi padre por ello. Sus palabras me hicieron sonreír de una manera divertida, no podía dejar de sorprenderme y eso era nuevamente extraño, que al alguien me sorprendiera, con palabras o cosas nuevas, extraño o había encontrado a la ninfa perfecta para el loco satir.

No podía ir rápido aunque mis pasiones me guiaran, cegaran de lo contrario, tenía que tener fuerza de voluntad para detenerme. Y creo que me sentí en una especie de ficción cuando dijo que no, no, y no… observando como ella se alejaba. Había notado aquellas marcas en sus muñecas y otra vez la ráfaga de preguntas me golpeó la cabeza preguntándome que había pasado, si ese personaje Julio había intervenido en ello, mis cejas se unieron autómatas. Me sentí confundido, como si alguien viniera a rayar todos mis discos y luego se marchara. Suspiré y solo me volví.
-Antes de continuar con esta fantasía… me gustaría sumergirme más en tus aguas y navegar un poco contigo, quiero probar tus labios incansablemente, pero también – le miré de nuevo- quiero conocerte… no me importa que seas una flor urticante, ponzoñosa o simplemente que tenga espinas, estoy discpuesto a correr el riesgo.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Dom Sep 19, 2010 7:54 am

Luchando contra sus deseos, dejó de dar esos pasos, no podía negarle a su cuerpo lo que ahora le reclamaba, sus ojos guiados por esa pasión le guiaron de nuevo hasta los labios de Blake, dejando de mirar aquellas marcas sin recuerdos, sintiendo un ligero dolor en el pecho, sin saber por que o por quien, confundida y aturdida se dejó caer en la cama, sentada al filo, invitó a su acompañante a sentarse, no quería que se marchara, temía que las sombras regresaran, que los fantasmas del pasado de apoderaran de ella en cuanto él se marchara.
-Ven aquí, no soportaría que te fueras ahora- pensó en el lugar ideal para sus alcatraces, incluso la cantidad de agua ideal para ellas, las cuidaría más que a ella misma, le recordarían esos besos, y eso ya valía el extremo cuidado.
Blake continuó hablando, parecía confundido, al igual que ella, quiza un poco más, eso le incomodó ligeramente y se quedó sentada al filo de la cama esperándole.
-Seré más que un libro abierto- dijo con tranquilidad mirando la rasposa tela que descansaba en su cama -sólo prométeme que esos besos regresarán algún día, cuando estes listo, cuando mis demonios se alejen por completo, cuando quieras, estoy dispuesta- ya no habia vergüenza, sólo palabras sinceras y emocionadas, terrible por aquello que le pasaba por la cabeza, un miedo extremo, un ansia inrefrenable, quiso dormir de nuevo.
-Es delicioso el aroma de los alcatraces mezclado con el aroma de tu cabello- estiró la mano sin poder alcanzarle, los ojos enloquecieron al igual que la mente ¿por qué no podía tocarle a su antojo?
¿por qué no sólo sus dedos y sus manos se alargaban y se pegaban al cuerpo de ese hombre? no pudo evitar mirarlo por completo esta vez, la ropa no le dejó ver los contornos de sus musculos, ni siquiera algo de piel extra, tuvo que adivinar lo que había debajo de esas prendas. Sonrió con el fuego en los ojos y se frenó esos pensamientos.
-Si pudiera cubrirte con alcatraces, hacerte parte de mi jardín.....- se quedó callada un segundo y continuó -Es un verdadero placer el haberte encontrado y confundido en ese pasillo, Julio te trajo a mí, estoy casi segura, él quería esto, él te puso en mi camino....- Litha, con una esperanza renovada e ilusa notó el brillo en sus ojos en el espejo cercano, revuelto con algo de tristeza, sin comprender su mirada se dejó caer por completo en la cama -Duerme a mi lado Blake, prometo no cubrir tu cuerpo de alcatraces.... no esta noche- cerró los ojos por unos segundos, disfrutando del vado de las flores y de su jinete mojado.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Dom Sep 19, 2010 8:30 am

Di un paso más para acercarme a ella y mirarla más de cerca. No estaban aquellos recuerdos de mis fantasmas, no estaba nada de ello, no estaban los jardines y los insectos, no estaban las rosas, no estaban los hospitales y cementerios, no estaban los doctores y las sillas de ruedas, no había nada, solo estaba algo que iluminaba el momento, la mirada de Litha…¿Qué tenía ella diferente? ¿Qué era? ¿Me había hechizado? ¿En verdad era una ninfa?... Mis pasos se fueron adelantando en compañía de sus palabras hasta llegar a su lado.
-Quiero descubrir ese libro y leerlo cauteloso palabra por palabra para poder entenderlo y memorizarlo… –murmuré solo para ella- Los besos siempre estarán cuando los desees…–no era una persona de promesas, pero en esa ocasión podría hacer un excepción aunque no mencioné nada de ello, sí, era una persona leal y de palabra, sin miedos y sin recatos, pero ahora algo estaba cambiando… tomé su manos y besé su dorso… acercándome más hacía su lado y tomar asiento, para que sus manos pudieran tocar mi desalineado pelo- Me gustaría ser parte de tu jardín –dije jocosamente imaginándome cubierto de alcatraces, mi abuela hubiera reído mucho por aquella imagen , luego escuché que hablaba de ese personaje me pregunté quién era, por qué me había hablado así, porque me agredía, algo extraño, algo había pasado con el- El destino siempre nos tiene preparado un sendero el cual nos llevará a una meta, sea incierta, buena o mala, pero siempre este nos guiará a lo que nos corresponde… si el destino nos puso en el camino fue porqué este lo decidió que así sea.

Observé cómo se deslizó sobre la cama y la secundé abrazándola y pegándola a mi pecho, podía sentir su respiración y ella podría escuchar como palpitaba mi corazón en mi interior.-Vigilaré tus sueños Christian… -Acaricié su cabello y miré el techo pensando- ¿Porqué me dijiste que te llame Christian y no Litha?
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Mar Sep 21, 2010 11:08 pm

Litha se quedó en el refugio que le daban los ojos de Blake. Tenía dudas, miedos y un sinfin de emociones que le embargaban el cuerpo entero. Las palabras que él le decía se quedaban grabadas, pero por segundos no podía recordarlas, era mucha información para una mente tan desgastada.
La transformación se iba dando poco a poco, no tenía ganas de salir de esa habitación, no si él estaba siempre, junto con sus alcatraces y su caballo blanco.
>Tocó su cabello, enmarañandose los pensamientos al mismo tiempo, no sabía como debía continuar, se senía extraña y ajena a aquella mirada.
Julio no había aparecido desde que Blake había llegado, podía deberse a una repentina curación o simplemente una droga más adictiva.
Lo escuchó con cuidado y en silencio, sin saber como decirle aquello que comenzaba a hacer mella en su cabeza.
-Christian es un nombre muy fuerte, me gusta aunque suelen llamarme así cuando estan molestos conmigo, supuse que no pensé bien, no importa como me llames, cambiame el nombre incluso, no me importa- le dijo mientras se acurrucó en su pecho, no quería dormir, pero olía muy bien ahí...a alcatraces.
-Hueles bien- aspiró una vez su aroma y le sonrió inocente con los ojos brillantes.
-Me gustan tus ojos Blake- no le importaba como sonara todo aquello, él debía saber todas sus ideas.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Mar Sep 21, 2010 11:28 pm

Me quedé mirando el techo escuchando su respiración y mi respiración, mientras me imaginaba una melodía con los latidos de ambos corazones. Algo había pasado, desde que había conocido a Litha los recuerdos no venían, los recuerdos que me perseguían en mis pesadillas en mi vida… Todo era extraño…Tal vez este encierro estaba dejándome demencial.
-Me gusta Litha… ¿Qué significa?... mi abuela me puso Blake… porque decía que era oscuridad, mi cabello y mis ojos… Blake viene de Black, negro… o noir en francés… y mi hermana se llama Rose –hice una pausa- se llamaba rose- porque nació con el cabello color salmón y con las mejillas rosadas y era todo lo contrario de mí… ella era brillo...sabiduría, certeza.

Le sonreí cuando dijo que le gustaban mis ojos… le acaricé el cabello y le miré… aunque solo veía cabello.
-También me gustan los tuyos… les pondré un nombre… veamos… a ver cual se me ocurre…¡ te gustaría que se llamen ojos de miel…? o no.. Espera… ¿tal vez ojos de mares…? o tal vez… ¿te parecería los ojos de alcatraz?
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Miér Sep 22, 2010 12:06 am

-Ojos de alcatraz!!!!- saltó de pronto alejándose del resguardo de Blake. Podía parecer asustada, un poco desquiciada, se le quedó mirando, callada, como analizando esas palabras.
-Me gusta- sonrió ligeramente y se acercó de nuevo a él, metiendo los deditos en el cabello del chico. -Ojos de alcatraz, me gusta mucho, nunca nadie le había puesto nombre a mis ojos, siempre parecen enfermos, dormidos, sin vida ¿a quién le gustaría guardarse unos ojos como los míos?- bajó la mirada viniendole a la cabeza más palabras.
-Litha y los alcatraces van de la mano- buscó los ojos de Blake y continuó -Litha es la época en la que el Dios reina en la naturaleza, mientras el calor del Sol se hace. Es el día más largo del año, los días a partir de Litha son más largos que las noches y la luz reina sobre las tinieblas.
Las flores y los frutos colman de energía a la naturaleza, que se prepara para la cosecha- se quedó callada mordiéndo su labio -tu Litha ojos de alcatraz tiene una buena historia para su nombre no es así? no sé quien me la contó, no fueron mis padres, tal vez... sólo tal vez... la soñé.-
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Miér Sep 22, 2010 5:02 am

Me incorporé al escucharle, claro, me asusté con su alarido. Su mirada todo lo que ella expresaba, no sabía que le pasaba era algo extraño. Le sonreí de medio lado cuando dijo que le gustaba el nombre, tomé su mano y le di un beso… luego la miré sonriente y le acaricie su mejilla derecha mirándole sin importar que sus manos jueguen en mi cabello, se sentía bien.
-A mi… yo quiero tus ojos. No parecen enfermos, parecen los ojos de una ninfa, melancólicos y enigmáticos… -le levanto la barbilla para mirarla de nuevo- Me gusta Litha y los alcatraces, hasta parece una banda de rock –rio un poco apoyándome en el respaldo de la cama y crucé los pies más cómodamente sobre la cama- Entonces… tu eres la Litha de Blake… -le guiñé un ojo con picardía- Eres una ninfa luminosa de la naturaleza, seguramente en tus sueños todos los alcatraces te cantan…Me gusta tu historia Litha de los ojos de alcatraz…quiero saber más de ti… mi nombre es basto y oscuro como mi alma, si quieres conocerla solo haz la pregunta correcta…

Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Miér Sep 22, 2010 5:22 am

Litha se acomodó al lado de Blake, de manera que estuviera más cómoda, sentía como sus brazos la acunaban, se sentía bien, ella continuó jugando con su cabello. Le gustaba lo que él decía, le hacía sonreir, cosa que hacía mucho no le pasaba.

La habitación estaba inundada del aroma de las flores. Notó que no había más cosas que las de ella, supuso, al mirar dos camas, que tendría compañía, al no mirar nada más, lo dudó. Decidió no distraerse con el tema de la compañía, ahora estaba acompañada, quien mejor que su jinete mojado para acompañarle?

La historia para su nombre la había sacado de su mente, jamás nadie se había tomado la molestía de explicarle nada, no hubo historias de abuelos, ni cuentos nocturnos antes de dormir, vivió sola, hasta que Julio apareció, vivió bien, hasta que él decidio cobardemente abandonarla. Los ojos claros se le llenaron de lágrimas, se las tragó para disimular el dolor que la embargaba permanentemente.

-quieres mis ojos? sólo mis ojos? podría quitármelos y dártelos, pero ya no podría verte, lo cual no me parece nada justo- dijo sonriente e intentando juguetear un poco.

Se sintió como en un nivel muy profundo de sueño, pensó que estaba sedada y seguía dormiendo, no quiso despertar y hallarse en la oscuridad de su habitación, se esforzó por continuar en el sueño.

¿La pregunta correcta? ¿cuál sería esa? existiría una sola pregunta para descubrir la vida sombría de ese hombre? no lo supo
-Blake ¿por qué estás aquí? ¿quién te trajo? no parece haber problema en tí, dudo que en tus ojos se halle algún mal incorregible- se quedó analizando su pregunta, en realidad no veía nada malo en el rostro de ese chico, a comparación del suyo.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Miér Sep 22, 2010 5:39 am

La abracé cuando se puso a mi lado colocando mi brazo sobre sus hombros acunándola pequeñita y dócil. Hace mucho tiempo que no estaba así con nadie, en ese momento siempre había estado en diferentes camas y la única con la que estaba así, era con las tres roses. No podía verle solo veía su cabello y ese olor dulce de los duraznos. Respiré ese aroma pegándome más a ella, quería darle una mordida a sus mejillas.
-No solo quiero tus ojos Litha…-dije pensativo, en un hilo de voz- No, nunca hagas eso.. sería una blasfemia…tus ojos están perfectos ahí donde están… -acaricié su mejilla y luego cuando empezó a preguntar me quedé en silencio un momento- Tengo un alma torturada Litha, todo el tiempo vive llena de culpa por la muerte de la persona que nunca debió morir en sus manos, dicen que fue un accidente, pero no lo pienso así y es cuando te das cuenta que el hubiera no existe…-suspiré pensando en ese momento, no me gustaba recordarlo ella no me podía hacer recordar eso- Tal vez en otra ocasión te cuente esa historia… Me trajo mi padre porque creía que un día de estos intentaría matarme…-reí tontamente- si hubiera tenido suerte lo hubiese logrado, pero como te dije… el hubiera no existe…¿Y atí que te trajo a este infierno? –me atreví a preguntar aunque con temor porque tal vez había algo más, y tenía curiosidad-.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Jue Sep 23, 2010 12:34 am

Con los ojos en el cielo tapado por un techo razo. Litha se quedó meditando las palabras exactas, estaba a gusto, en paz, y sin el afan de avanzar corriendo, iria despacio, tal como se lo dictaba su corazón enfermo y su mente en pena. Blake hacia que ella se regodeara en alagos, no estaba acostumbrada a ello, por lo que no tenía respuestas para cada palabra que él le decía. Limitándose a guardar silencio y sonreir de vez en cuando, permaneció atenta a las letras que salían de esos labios olivos.
Había sufrimiento en aquél relato corto, se acomodó lo más que pudo para poder mirar bien los ojos de el chico. Aquello le pareció familiar, supuso que escucharía una y mil historias como la de ella en ese lugar, increiblemente se sintió mucho mejor, no era la única viviendo un infierno en la Tierra, no estaba sola en ese pandemonium.
Asintió ante la palabra muerte e infierno, es lo que vivía ella en cada recuerdo... y en cada sueño.
Nunca podía contar su relato sin llorar o sin enloquecer de pronto, con el sólo hecho de nombrarle , él podía aparecer y joderle la vida.
-Julio es mi infierno, la causa de mis pesadillas y lamentos- se soltó diciendo en voz muy, pero muy bajita, si Blake quería escucharle debía pegar su oído a los labios de ella, continuó -cuando él decidió largarse sin mí, la vida ya no tuvo sentido, pensé en su valentía intacta, pero ese sentido cambió de pronto, no fue un valiente, fue sólo un maldito cobarde que no aguanto las presiones de un mundo prejucioso.- estaba susurrando tan bajo, que ni ella podia escucharse, era como un secreto, como la historia de una vida que no debía ser contada jamás -quise irme con él, cegada por la cobardía que él me había contagiado, pero no me deja en paz....- guardó silencio de pronto y miró a todos lados, como buscando algo o a alguien, como si alguien los estuviese mirando en la oscuridad, los ojos estaban desorbitados y con ese toque de locura característico -Julio viene por mí cada noche, pero no ha aparecido ultimamente, sé que podría regresar- concluyó cual niña que cuenta la mas temible historia de terror, temblaba ligeramente y los labios se le resecaban
-¿tendrás un cigarro? -dijo como si nada, habia olvidado ya la historia.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Jue Sep 23, 2010 11:24 pm


Me quedé mirándola un momento, parecía algo inquieta y hubiera pagado una buena suma por lo que ella estuviese pensando en esos momentos. Algo murmuró que no escuché bien y me acerqué un poco más para escucharle envolviéndome de ese aroma dulce de duraznos. ¿Quién es Julio? Quise preguntarle en ese momento, pero callé, solo seguí escuchado su historia. ¿Qué fue lo que no aguantó ese sujeto de Litha? ¿Del mundo?... ¿Cuáles eran los prejuicios? Su voz era muy suave casi inaudible pero me quedé atento viendo los movimiento de sus labios y acercándome más para poder percibir aquellas palabras.

Aquellos ojos eran los que me habían atraído, tenían encapsulado en el iris esa demencia extraña, algo estaba ahí, algo más que no estaba seguro si quería descubrirla.
-¿Quién es Julio? –al fin pude decirle pero no sabía si estaba bien o mal, le agarré la mano para indicarle que estaba con ella, le acaricié la mejilla y le asentí- Tranquila… no tienes que contar nada si no lo deseas…-saqué una cajetilla de cigarros y le di uno, lo encendí con un encendedor que tenía un grabado de un león-.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Jue Sep 23, 2010 11:42 pm

Litha notó el León y quiso preguntar quién le había dado eso, o si tenía algún significado extraordinario, se negó a preguntar. Aspiró el humo del cigarro olvidándose por completo de aquella historia. Alcanzó a notar la sombra de un ente al otro lado de la cama, supo quién era, pero asustada no miró al otro lado, sólo a Blake.
-Julio- dijo con la voz más fuerte, con el único fin de que ese fantasma se largara -Julio fue importante para mí, no sé cómo definirle, no fue mi amigo, ni mi novio, ni mi amante, fue más que sólo eso, fue mi vida durante unos 4 años.- tragó saliva sólo para disipar el nudo en su garganta y continuó -lo amé más que a mi misma, no tenía vida si él no estaba a mi lado, hasta que un día notó que no le servía al mundo, notó que el mundo estaba aparentemente en su contra y se vino abajo, llevándome con él entre las patas- sonrió por la metáfora con los ojos iluminados de lágrimas -primero se metió un frasco entero de neurolépticos, terminó comatoso en su vómito y se salvó, la segunda vez se cortó las venas, pero hizo un corte superficial y horizontal, llegué a la cruz roja antes de que empeorara, viviamos frente a una- recordó la ironía y sonrió de nuevo -la ultima vez....- guardó silencio, el fantasma estaba al pie de la cama mirándolos, con los ojos en blanco y rojos atestados de sangre, Litha prefirió callarse y sumergirse en el pecho de Blake.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Vie Sep 24, 2010 1:00 am

Giré el encendedor un par de veces entre los dedos y abrí la tapa dos veces y la cerré. La historia de el encendedor era diferente, me gustaba el símbolo y lo que era para mí, uno de mis tesoros. La entonación de la palabra Julio era sombría, ahora entendía, importaba para ella, ¿Tendría que lidiar con él? ¿Con ese recuerdo? También tenía que lidiar con los propios. No entendía bien, si no era nada y a la vez todo ¿Qué era?. Le acaricié su mejilla mientras la veía fumar y toqué una lágrima con extremo cuidado del bode de sus pestañas. El tipo era depresivo, pero ¿Por qué lo hacía?... o era solo alguien imaginario…¿el existía?... ¿sería una historia reflejada en ella?... no, no puede ser, ella está viva… agarré uno de los cigarro y lo encendí humeando un poco.

Ese rostro de ninfa luminosa, palideció sus ojos oscurecieron y se sumergió en mi pecho, la abracé y le acaricié el cabello.
-Tranquila… ahora estás conmigo y nadie te hará daño… -dejé el cigarro a un lado- te contaré algo… es mi secreto... me es dificil soltar secreto Litha... per te lo diré por qué eres la Litha de Blake...los fantasmas siempre nos seguirán, la única manera de poder hacer que ellos encuentren su camino, es que nosotros encontremos el propio Litha…-suspiré un poco y después de otra bocanada del cigarro- Hace un par de años regresé a casa después de un largo viaje y mi hermana, la que mencioné antes… ella me pidió que la llevara a una fiesta…-por primera vez estaba contando aquello y se sentía extraño- Claro, como buen hermano que soy, le dije que por ningún motivo, pues sabía qué tipo de fiestas son, la mayoría son jóvenes con dinero, todos son una bola de locos idiotas que su trabajo es consumir y consumir hasta enloquecer.- hubo un poco de silencio y sentí esa sed que me desgarraba por dentro, de beber mucho, mucho alcohol…-Pues terminé cediendo… pero todo salió mal, porque esa noche ella terminó en el hospital por una sobredosis… -sonreí por la ironía- para ella era una experiencia, para mi… no era agradable verla así… -sentí como mis dedos empezaron a temblar ligeramente mientras me llevaba el cigarro a la boca- Mis padres no estaban en la ciudad, ni siquiera mi abuela, así que tuve que hacerme cargo, por una parte mejor… pensé en ese momento, porque los regaños de mi padre iban a estar a la orden del día…-mis ojos oscurecieron y me quedé mirando la nada- cuando salimos de ahí, ella estaba mucho mejor y pues yo solo sentía aquella culpabilidad de haberle llevado aquella fiesta…quería reponerle ese momento amargo en el hospital y había hecho planes para que pasáramos juntos la tarde, le gustaban mucho las flores y los insectos… tenía una colección de mariposas en una habitación exclusivamente para ello…-recordé en ese momento a ambas, a mi abuela y a mi hermana armando aquel lugar que parecía una sala de entomología- Pero cuando cruzábamos con el automóvil la luz verde todo se volvió negro. –hice silencio y apagué el cigarro en el basurero que había junto a la cama, conteniendo ese momento amargo, sientiendo la humedad en lo ojos y me tragué ese orgullo- Un tráiler nos arrolló y quedamos atrapados en el automóvil…aun así ella me dijo que todo saldría bien, que no me preocupara, pero murió y ni siquiera pude despedirme, porque después me desmayé y quedé en coma durante una semana, ella murió cuando la sacaron del automóvil…

Hice una pausa no quería seguir contando nada más pero por haberme contado su historia merecía saber un poco de la mía, al menos era algo reciproco y no tenía aquellos recuerdos pesados y decir esto sentía más como un desahogo, era sacarle toda la materia purulenta a la herida.
-¿Tienes hambre Litha?... ¿Te gustaría desayunar algo?
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Sáb Sep 25, 2010 7:54 pm

Litha sintio como poco a poco esas sombras se esfumaban, en cuanto Blake la protegió en sus brazos, supo que Julio estaba dandose por vencido, ya no estaba segura si él había existido o sólo era un sueño que ella tuvo. Dudaba de su pasado, pero estaba segura de la realidad que se encontraba a su lado en la cama.
Ya más tranquila, lo escuchó con atención, jamás dejó de mirarle a los ojos, notó los mil estados en los que él se estancó, se sintió igual, era empática y sentía todo lo que él sentía, por lo menos en ese instante.
Le sorprendieron la cantidad de detalles que él le contó, se sintió mal al no ser ella una buena narradora, sintió que le quedaba a deber historia a Blake, más adelante tendría la oportunidad de contarle todo, absolutamente todo, ya había comenzado con lo más complicado.
Atenta escuchó la historia, no sintió pena por Blake, sólo unas ganas enormes de acompañarle en la historia que vendría, nada mas.
Quería borrar de alguna manera el aparente dolor e iluminar la oscuridad de los ojos de Blake. No hizo mayor gesto, asintió ante cada palabra y en silencio, después de que él terminara y le preguntara si tenía hambre, ella sonrió, había cambiado de tema tan rápido como ella. Dejó el cigarro en el cenicero que se había consumado en su totalidad sin ella haber fumado más de una vez, el cigarro no la había tranquilizado entonces, había sido su Blake.
Se levantó levemente haciendose a un lado para poder besarle una mejilla, era su propia manera de agradecer, por la historia, por escucharla y por la compañía, no hicieron falta las palabras, sus ojos cristalinos revelaban aquello.
-Me muero de hambre, quisiera una pizza- hizo una mueca y sobó su pequeño vientre.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Sáb Sep 25, 2010 11:15 pm

La miré un momento al sentir sus caricias, le sonreí medio lado, y me acerqué para abrazarle y darle un beso en la base de la quijada por lo que dijo, no podía ser más perfecta. La tumbé sobre la cama y quedé sobre de ella sin aplastarla para luego besar sus labios más profundamente, en estos momentos peleé conmigo para que el beso no llegara a mas y me separé para luego esconder mi rostro en su clavícula y olisquear aquella esencia de su piel de duraznos. Me puse de pie y de un tiro la levanté como si fuera de papel. La cargué de la cintura y la puse de pie sobre el piso de forma divertida.
-Vamos yo también quiero pizza, mucha pizza y no sé algo más…-le tomé la mano y observé el cuaderno que guardaba un crisantemo dentro de la habtación- ¿De qué te gustan las pizzas?...¿Vegetarianas? ¿De champiñones?–mi madre, mi abuela y mi hermana me habían traumatizado con ello-.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Sáb Sep 25, 2010 11:37 pm

Blake jugueteó un poco con Litha, a ella le tomó por sorpresa, no hizo más que dejarse llevar, una sonrisa salió de sus labios, se sorprendió por ello, había olvidado la última vez que había sonreido tanto. Se sentía aliviada, aun no estaba llevándo un tratamiento y ya se sentía bien, ¿qué demonios pasaba? ¿acaso Blake sería su perdición ahora? no quería que nada fuera mal, estaba siendo todo tan perfecto... tenía miedo de arruinar algo.
Cuando él estaba encima de ella, Litha tuvo la oportunidad de mirarlo con mucho más detenimiento, pudo ver el color exacto de sus ojos, el tono de su piel, la espesura de sus pestañas, incluso el tono de su cabello, le pareció perfecto... justo para ella. No dijo nada y recibió el beso que él le regaló. Cerró los ojos y se esforzó por no reternerlo por el cuello e ir más allá, cuando él se refugió cerca de su cuello, tuvo la oportunidad de mirar la habitación de nuevo... no habia señales del fantasma.
Al segundo siguiente ya se hallaba en el aire entre los brazos de él, cayó de manera delicada y se mordió un labio a propósito, quería besarlo de nuevo, se resistió.
Pensó en los ingredientes perfectos de su pizza, tenía mucha hambre, pudo escucharse incluso el jugueteo de sus tripas -ouh!!- abrió los ojos como platos divertida -parece que ellas prefieren la carne molida, el peperonni, y el extra queso- sonrió de nuevo y besó la otra mejilla de Blake -tú cómo las prefieres? podríamos conseguir una mitad vegetales y mitad carne- se quedó dudosa -¿cómo demonios conseguiremos una pizza?- frunció el ceño, esperando que él no estuviera engañándola con lo de la pizza.

Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   Dom Sep 26, 2010 6:18 am

Recibí sus besos gustoso mientras le abrazaba para luego salir de ahí y recordé que llevaba una pijama, pensé en si saldría así, no me importaba realmente, pero los demás… tampoco me importaban. Le acaricié una de sus mejillas y le sonreí al escuchar su estomago y mi mano se posó sobre su vientre riendo bajo y divertido por ello:
-Me gusta… con peperoni, salchicha italiana y champiñones… aquí hay… pero no son como las queremos, si tenemos suerte encontramos alguna en el comedor… siempre hacen americanas, nunca hacen la que nos gustan…pero pizza es pizza… al menos es comestible…-reí un poco- un día de estos nos salimos de esta cárcel y te llevo a comer una pizza de verdad… ¿Vale?...

Le di un beso en la mejilla y le tomé la mano para que nos encaminemos a la puerta. Me imagine muchas cosas, pero solo estaban ahí en la cabeza, esperé si ella se quería cambiar o poner unas sandalias o si prefería ir así sin zapatos o con la pijama, yo traía unos jeans con tenis y una camiseta de los sex pistols y una chaqueta, también traía mi inseparable mochila.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Los alcatraces de Litha…   

Volver arriba Ir abajo
 
Los alcatraces de Litha…
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Centro Hartmand :: Habitación de Christian Litha/Dominique Elliot-
Cambiar a: